Trailer de Via Estrecha

Vivimos tiempos de trenes de alta velocidad. Pero aún existen trenes que llevan la esencia de otro tiempo. La vida entorno a sus raíles circula a un ritmo más pausado, más lento. Alrededor de la cornisa cantábrica discurren los ferrocarriles de vía estrecha, retales de la minería, vestigios del transporte de mercancías industriales de antaño. Convoyes que, más tarde, pasaron a transportar viajeros y que hoy se resisten a desaparecer. Caminos de hierro que llegan a los pequeños pueblos, a los rincones más olvidados. Un paseo por esas líneas y sus alrededores es una experiencia cercana a la naturaleza, donde más que el propio destino, importan las vivencias del viaje…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s